CONTROL DE
LOS EFECTOS SECUNDARIOS DE MI TRATAMIENTO

Los efectos secundarios son posibles cuando toma LENVIMA, y algunos pueden ser graves. Es importante que hable con su médico sobre los efectos secundarios. Hay pasos que se pueden dar para ayudar a controlar los efectos secundarios de LENVIMA. Su médico puede ayudarlo a decidir qué funcionará mejor en su caso. Es importante que informe a su médico sobre cualquier cambio en su cuerpo, ya sea que crea que está relacionado con su tratamiento o no.

EFECTOS SECUNDARIOS GRAVES

La forma en que se cree que actúa LENVIMA no solo afecta a las células cancerosas, sino que también puede afectar a las células sanas. Esto puede provocar efectos secundarios graves. Llame o consulte a su médico de inmediato si presenta algún síntoma o estos síntomas empeoran:

Presión arterial alta (hipertensión)
Un efecto secundario común de LENVIMA que puede ser grave.

  • Su presión arterial debe estar bien controlada antes de comenzar a tomar LENVIMA
  • Su médico debe controlar su presión arterial con regularidad durante su tratamiento con LENVIMA. Si aparecen problemas de presión arterial, su médico puede recetarle medicamentos para tratarla

Problemas del corazón
LENVIMA puede causar problemas cardíacos graves que pueden provocar la muerte. Llame a su médico inmediatamente si tiene síntomas de problemas cardíacos como:

  • Dificultad para respirar
  • Hinchazón de los tobillos

Problema con los coágulos de sangre en los vasos sanguíneos (arterias)
Obtenga ayuda médica de emergencia de inmediato si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor o presión intensa en el pecho
  • Dolor en los brazos, la espalda, el cuello o la mandíbula
  • Dificultad para respirar
  • Entumecimiento o debilidad en un lado del cuerpo
  • Problemas para hablar
  • Dolor de cabeza repentino e intenso
  • Cambios repentinos de la vista

Problemas de hígado
LENVIMA puede causar problemas hepáticos que pueden provocar insuficiencia hepática y la muerte.

  • Su médico comprobará su función hepática antes y durante el tratamiento con LENVIMA
  • Informe a su médico de inmediato si presenta alguno de los siguientes síntomas:
    • Su piel o la parte blanca de los ojos se pone amarilla (ictericia)
    • Orina oscura de "color té"
    • Evacuaciones intestinales de color claro (heces)
    • Sensación de somnolencia, confusión o desmayo

Problemas de riñón
El tratamiento con LENVIMA ha producido insuficiencia renal, que puede provocar la muerte.

  • Su médico debe hacerle análisis de sangre con regularidad para controlar la función de los riñones

Aumento de proteínas en la orina (proteinuria).
Es un efecto secundario común de LENVIMA y puede ser grave. La proteinuria es cuando las proteínas aumentan en la orina.

  • Su médico debe comprobarle la orina para detectar proteínas antes y durante el tratamiento con LENVIMA

Diarrea
La diarrea es un efecto secundario común de LENVIMA y puede ser grave.

  • Si tiene diarrea, pregúntele a su médico qué medicamentos puede tomar para tratarla
  • Es importante beber más agua cuando se tiene diarrea
  • Informe a su médico o vaya a la sala de emergencias si no puede beber suficientes líquidos y no puede controlar la diarrea

Una abertura en la pared del estómago o los intestinos (perforación) o una conexión anormal entre 2 o más partes del cuerpo (fístula)

  • Obtenga ayuda médica de emergencia de inmediato si tiene dolor de estómago (abdomen) intenso

Cambios en la actividad eléctrica del corazón (prolongación del intervalo QT)
La prolongación del intervalo QT puede causar latidos cardíacos irregulares que pueden poner en peligro la vida.

  • Su médico le hará análisis de sangre antes y durante su tratamiento con LENVIMA para comprobar los niveles sanguíneos de potasio, magnesio y calcio, y podrá comprobar la actividad eléctrica del corazón con un ECG

Niveles bajos de calcio en sangre (hipocalcemia)

  • Su médico comprobará sus niveles de calcio en sangre durante el tratamiento con LENVIMA
  • Si sus niveles de calcio son bajos, su médico puede indicarle que tome un suplemento de calcio

Una condición llamada síndrome de leucoencefalopatía posterior reversible (SLPR)
Llame a su médico de inmediato si tiene:

  • Dolor de cabeza intenso
  • Convulsiones
  • Debilidad
  • Confusión
  • Ceguera o cambios en la vista

Sangrado
LENVIMA puede causar graves problemas de sangrado que pueden provocar la muerte.

Informe a su médico si tiene algún signo o síntoma de sangrado durante el tratamiento con LENVIMA, entre los que se incluyen:

  • Hemorragias nasales graves y persistentes
  • Vómitos de sangre
  • Heces de color rojo o negro (parece alquitrán)
  • Sangre en la orina
  • Tos con sangre o coágulos de sangre
  • Sangrado vaginal abundante o de reciente aparición

Cambio en los niveles de la hormona tiroidea

  • Su médico debe comprobar sus niveles de la hormona tiroidea antes de comenzar y cada mes durante el tratamiento con LENVIMA

Problemas de cicatrización de heridas.
Se han producido problemas de cicatrización de heridas en algunas personas que toman LENVIMA.

  • Informe a su médico si tiene previsto someterse a alguna cirugía antes o durante el tratamiento con LENVIMA
  • Debe dejar de tomar LENVIMA al menos 1 semana antes de la cirugía prevista
  • Su médico debe informarle cuándo puede volver a tomar LENVIMA después de la cirugía

Problemas graves de la mandíbula (también conocidos con el nombre de osteonecrosis)
Algunas personas que han tomado LENVIMA han padecido problemas graves de la mandíbula.

  • Ciertos factores de riesgo posiblemente aumenten el riesgo de padecer problemas de la mandíbula, por ejemplo:
    • Tomar una medicina a base de bifosfonatos o tomar la medicina denosumab
    • Tener alguna enfermedad dental
    • Un procedimiento dental invasivo
  • Su médico debe examinarle la boca antes de que usted empiece el tratamiento con LENVIMA y mientras esté en tratamiento con LENVIMA. Es importante que notifique a su dentista que usted toma LENVIMA y que practique una buena higiene dental mientras lo toma
  • Informe a su médico de inmediato:
    • Si tiene signos o síntomas de problemas de la mandíbula mientras está en tratamiento con LENVIMA, entre ellos, dolor de mandíbula, dolor de muelas o llagas en las encías
    • Si tiene previsto someterse a algún procedimiento dental antes de empezar o durante su tratamiento con LENVIMA. Debe dejar de tomar LENVIMA al menos 1 semana antes de una cirugía dental prevista o procedimientos dentales invasivos. Su médico debe informarle cuándo puede volver a tomar LENVIMA. Mientras esté en tratamiento con LENVIMA, debe evitar someterse a procedimientos dentales invasivos si le es posible. Dejar de tomar el bifosonato antes de someterse a algún procedimiento dental invasivo puede ayudar a disminuir el riesgo de padecer estos problemas de mandíbula

LENVIMA puede causar problemas de fertilidad en hombres y mujeres y podría afectar al feto.
Dígale a su proveedor de atención médica si está:

Es posible que su proveedor de atención médica deba reducir su dosis de LENVIMA, o retrasar o suspender por completo el tratamiento si tiene ciertos efectos secundarios.

Los efectos secundarios enumerados aquí no son todos los posibles efectos secundarios que podría tener con LENVIMA. Es importante llamar a su médico para obtener asesoramiento médico sobre los efectos secundarios o si tiene alguna pregunta o inquietud mientras toma LENVIMA.

También puede informar los efectos secundarios directamente a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) (siglas en inglés) al 1-800-FDA-1088.

EFECTOS SECUNDARIOS COMUNES

Los efectos secundarios más comunes de LENVIMA en personas tratadas por cáncer de hígado incluyen cansancio, disminución del apetito, dolor en las articulaciones y los músculos, pérdida de peso, dolor de estómago (abdomen), sarpullido, enrojecimiento, picazón o descamación de la piel de las manos y los pies, ronquera, sangrado, cambios en los niveles de hormonas tiroideas y náuseas.

CONTROL DE LOS SÍNTOMAS COMUNES

Hay pasos que usted y su médico pueden seguir para ayudar a controlar muchos de los síntomas más comunes al tomar LENVIMA. Es importante que se comunique con su médico de inmediato si tiene algún efecto secundario o si alguno de los efectos secundarios empeora mientras toma LENVIMA.

icon
Hipertensión arterial (HTA)
Un aumento de la presión arterial es un efecto secundario común del tratamiento con LENVIMA. Si tiene un mayor riesgo de HTA, está tomando medicamentos para la HTA o los ha tomado en el pasado, es muy importante que se lo informe a su médico antes de comenzar con LENVIMA. Su oncólogo puede trabajar con el profesional de atención primaria o con su cardiólogo para desarrollar un plan de control de la HTA.

Además, es importante hablar con su médico sobre cómo tomarse la presión arterial (PA) en casa todos los días o con la frecuencia que recomiende su médico. Pregúntele a su compañía de seguro médico si puede conseguir sin cargo alguno para usted un manguito de presión arterial. Llame a su médico si hay algún cambio en su PA.
Tiredness Icon
Cansancio (agotamiento) Si se siente tan cansado que ni siquiera descansar parece ayudar, eso es agotamiento y es un efecto secundario común de LENVIMA. Es posible que deba ajustar su horario para manejar esta sensación. Pídale consejos a su médico sobre cómo lidiar con este efecto secundario.
Icreased Protein Icon
Aumento de proteínas en la orina (proteinuria). La proteinuria es un efecto secundario común de LENVIMA y puede ser grave. Su médico debe comprobarle la orina para detectar proteínas antes y durante su tratamiento con LENVIMA. Si nota orina espumosa, o con aspecto burbujeante cuando va al baño o se le hinchan las manos, los pies, el abdomen o la cara, comuníquese con su médico de inmediato. Si presenta niveles altos de proteína en la orina, el médico puede disminuir su dosis de LENVIMA o interrumpir el tratamiento.
Loss of Appetite Icon
Pérdida del apetito Durante su tratamiento con LENVIMA, puede sentir menos ganas de comer de lo habitual, sentirse lleno después de comer solo una pequeña cantidad o incluso no sentir hambre en absoluto. Sin embargo, mantenerse al día con su nutrición es importante para evitar la pérdida de peso y que el cuerpo no obtenga los nutrientes que necesita. Hable con su médico si pierde el apetito, porque es importante que continúe comiendo de manera constante.
Weight Loss Icon
Pérdida de peso Existen varias razones por las que podría perder peso durante su tratamiento con LENVIMA. Trabaje con su médico y sus cuidadores para concentrarse en su nutrición e hidratación (agua potable) mientras toma LENVIMA. Su médico debe controlar su peso durante la terapia con LENVIMA, pero si nota una disminución inusual, comuníquese con su médico. Pregúntele a su médico si puede ser útil consultar a un nutricionista que se especialice en pacientes que reciben tratamientos contra el cáncer.
CONTENIDO RELACIONADO:
Tomando
LENVIMA






No es el tamaño real de las cápsulas
Página de
inicio
¿Que es
LENVIMA?
¿Cómo funciona
LENVIMA?

¿Qué es LENVIMA?

Se desconoce si LENVIMA es seguro y eficaz en niños.

+

¿Qué es LENVIMA?

  • LENVIMA se usa solo y como primer tratamiento de un tipo de cáncer de hígado llamado carcinoma hepatocelular (CHC) cuando este no se puede extirpar por cirugía.

Se desconoce si LENVIMA es seguro y eficaz en niños.

Información importante de seguridad

LENVIMA puede causar efectos secundarios graves, entre los que se incluyen:

  • presión arterial alta (hipertensión): La presión arterial alta es un efecto secundario frecuente de LENVIMA y puede ser grave. La presión arterial debe estar bien controlada antes de empezar a tomar LENVIMA. Su profesional de la salud debe tomarle la presión arterial con regularidad durante el tratamiento con LENVIMA. Si comienza a tener problemas de presión arterial alta, el profesional de salud puede recetarle un medicamento para tratarla
+